Internet de las cosas en la logística escolar
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Qué es el internet de las cosas o IoT?

El Internet de las cosas ha transformado nuestras vidas. Es un término originado en Londres en 1999 y hace referencia a una red de dispositivos u objetos que pueden conectarse a internet y a través de esto, intercambiar información para facilitar y agilizar algunas tareas.

Como te imaginarás, estos elementos no necesitan contar con una interfaz o navegador. Pueden ser solo dispositivos de almacenamiento de datos, o incluso un vehículo con sensor que sirva para generar alertas sobre comportamientos de conducción peligrosos.

¿Cómo funciona el Internet de las cosas?

Para que el IoT funcione, deben existir tres elementos esenciales: una red, dispositivos y un sistema de control. La primera, permite la comunicación entre los objetos, como el WiFi, los datos móviles 4G o una conexión Bluetooth. Los dispositivos son los objetos como un vehículo, un reloj, smartphone, televisores, que permiten la comunicación con otros elementos a través de medios como el internet, sensores, chips, etc. Todos los datos que son capturados mediante la red son procesados y por esto es indispensable contar con un sistema que permita controlar dicha información.

El Internet de las cosas en logística escolar

El IoT no tiene límite de aplicación. Existen diferentes campos en los que puede aplicarse, entre ellos la logística escolar.

Cada año se suman nuevos buses escolares a la red del Internet de las cosas, ya que, con el avance de las tecnologías, directores y coordinadores de transporte pueden automatizar procesos, optimizar el diseño de rutas escolares, mejorar la trazabilidad y manejar gran información en tiempo real que les permita tomar decisiones en situaciones de urgencia sin tener que hacerlo manualmente, lo que a su vez les permite alcanzar altos estándares de sostenibilidad.

Por ejemplo, esta información puede darle al usuario una visión de los patrones de consumo por vehículo y así tomar acción para reducirlos o notificar a los padres de familia cuando el bus escolar esté cerca o se haya desviado por un incidente en la vía. 

Esto quiere decir que el IoT puede mejorar sustancialmente diferentes procesos que involucran la operación de una institución educativa, como el ingreso y salida de usuarios internos y externos, el chequeo preoperativo de los buses escolares, los hábitos de conducción, los tiempos de desplazamiento, entre otros, proporcionando todo el tiempo información valiosa para garantizar la seguridad de la comunidad educativa y el colegio y mitigar el desgaste de la flota vehicular por un mal uso o falta de mantenimiento a tiempo.

Los colegios, como cualquier otra empresa, buscan optimizar y automatizar los procesos para mejorar la operación diaria, la gestión de los datos y aumentar la confianza de los padres de familia. Y aquí es donde el Internet de las cosas se hace útil e indispensable.

iot-rutas-escolares

Beneficios del Internet de las cosas en logística escolar

Integrar el Internet de las cosas a una infraestructura física como una institución educativa, puede mejorar su seguridad y la de su comunidad, alcanzar una mayor eficiencia operativa, reducir costos de mantenimiento de flotas y aumentar la fiabilidad y reputación ante los padres de familia. Veamos algunos de estos beneficios:

Gestión de big data: El IoT permite recolectar información de los buses escolares a través de la tecnología, por lo que es capaz de suministrar detalles sobre el rendimiento de los vehículos y el comportamiento de los conductores. El análisis de estos datos se traduce en mayor eficiencia de la flota y ganancias para el colegio o empresa de transporte especial.

Nuevos métodos para el control de acceso escolar: Anteriormente usar talanqueras podía ser eficiente para un colegio. Ahora, gracias al Internet de las cosas, lo mejor es usar dispositivos que cuenten con lectores NFC, que agilicen el proceso de ingreso y de esta forma en segundos contar con información actualizada sobre los usuarios que se encuentran dentro de la institución.

Operación eficiente y reducción de costos: Plataformas como OnTrack School, basadas en Internet de las cosas, tienen un gran impacto en la gestión logística de las instituciones educativas; no solo desde el punto de vista operativo sino también como una forma de mejorar la imagen del colegio ante los padres de familia.

Además, el administrador del colegio puede hacer gestiones que busquen reducir los incidentes en las rutas escolares, optimizar el uso de los vehículos, ahorrar en recorridos y combustible, y disminuir los tiempos de desplazamiento.

Información en tiempo real: Debido a que cada día más información es recopilada, la capacidad de los administradores o coordinadores de transporte de tomar buenas decisiones con informes semanales o mensuales es menor. Poder ver en tiempo real toda la gestión de las rutas escolares, así como del acceso de personas a sus instalaciones, es una de las principales ventajas del Internet de las cosas para el área de transporte escolar.

Te interesa: La tecnología al servicio de los buses escolares

Es por esto que digitalizar estos procesos es fundamental para un centro educativo. Contar con vehículos conectados durante la operación permite conocer de manera automática el estado de las rutas y posibles mejoras. De esta manera podemos anticiparnos a los inconvenientes que se puedan presentar.

Detectar incidentes a tiempo: Dentro de la operación logística de un centro educativo es indispensable detectar posibles fallas e incidentes que puedan afectar el normal funcionamiento de los buses escolares. Lo que puede ayudar a prevenir un accidente y disminuir el riesgo laboral.

¿Por qué aplicar el Internet de las cosas en la logística escolar?

El futuro de los datos y la automatización de procesos es ahora, por eso es indispensable prepararnos por las siguientes razones;

Gestión de flotas de vehículos escolares: Al igual que en otras áreas, la medición y seguimiento de las rutas escolares, y todo lo involucrado en ello, incluidos conductores, estudiantes y vehículos, es información valiosa para mejorar la eficiencia de la operación de una institución educativa. Un software bien integrado de IoT puede darnos datos importantes y claves para el área de transporte.

Adiós al trabajo manual: Entre más grande sea la institución y mayor el número de vehículos, más difícil será llevar el control de manera manual sin cometer errores. Imagina cuánto tiempo ahorrarías si pudieras contar con toda la información relacionada con el transporte escolar a la mano.

Manejar diferentes plataformas no es una buena opción: Es innegable que cada vez la digitalización de procesos gana más espacio, llevar el control con formatos que no están conectados y tener que comparar la información de diferentes fuentes, sólo genera retrasos y reprocesos.

Ningún colegio quiere aumentar sus costos: Un centro educativo que se niegue a implementar el IoT dentro de su operación, renuncia a la capacidad de ahorrar en combustible, mantenimientos, multas, activos, etc. Contar con información en tiempo real sobre el comportamiento de los conductores y reducir las inspecciones gracias a la automatización, aumenta la eficiencia de la flota de vehículos de transporte escolar.

¿Estás listo para optimizar tus operaciones por medio del Internet de las cosas?

Conoce más aquí 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 4 Promedio: 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete al blog OnTrack

.

Entradas anteriores

Ir arriba