La importancia de no permitir que terceros gestionen los datos sensibles de tu institución
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
En épocas de transformación digital, especialmente hoy que cada vez más información se maneja a través de herramientas tecnológicas, se corre un riesgo real de posibles filtraciones de datos sensibles. Poder garantizar la seguridad de la información que se maneja debe ser una prioridad para todas las organizaciones y en especial, para las instituciones escolares que tienen acceso a datos tan privados que únicamente deberían ser manipulados por el personal interno del colegio.

Existen estudios que reflejan que la mayoría de filtraciones de datos en organizaciones se producen por terceros que no han sido contratados directamente por la empresa. Y por esto es importante que tengas en cuenta que cada que entregas acceso a la gestión de datos sensibles de tu institución a terceros estás corriendo el riesgo de exponer datos que deberían ser manipulados internamente.

Si bien las plataformas tecnológicas se han convertido en una gran solución para problemas cotidianos del ámbito escolar como el transporte, el acceso o la virtualidad, es de vital importancia que sea tu propia institución la que internamente realice la gestión de los datos entregados a dichas plataformas para su funcionamiento.

Te puede interesar: ¡Bienvenido al futuro! Cómo transformar tu colegio en un colegio inteligente

Muchas veces por motivos de carga laboral o por desconocimiento de las herramientas tecnológicas el personal de una institución escolar prefiere entregar los datos a terceros para que sean ellos quienes los gestionen. Lo que muchos no se dan cuenta es el riesgo que esto conlleva para los integrantes de sus comunidades académicas.

¿Le compartirías al personal de una empresa como Microsoft tus bases detalladas de datos sensibles para que ellos las manipulen? Probablemente tu respuesta será no, porque como ya sabes, la idea de esta herramienta tecnológica es que seas tú mismo quien autogestione su información y no necesitas que quien te provee el servicio tenga acceso a ella. Con las plataformas tecnológicas sucede lo mismo.

Esta es la razón principal por la cual debes implementar un procedimiento de control de la privacidad de la información en tu institución: evitar en la medida de lo posible entregarle datos sensibles, que puedan representar algún tipo de riesgo, a empresas que proveen sus servicios sin ser parte de tu organización y que no responden al mismo marco normativo.

Los datos que manejas en tu institución son tan privados que no deberías permitir que terceros los manipulen.

Y tú, ¿ya implementaste en tu institución un procedimiento efectivo para garantizar la protección de la información? Déjanos tu opinión en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al blog OnTrack

He leído y acepto la política de privacidad Leer más

Entradas anteriores

Ir arriba