10 beneficios de la tecnología en el sector educativo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La era digital ha traído grandes avances en la mayoría de procesos corporativos, y los colegios no son la excepción. 

El valor de los datos es cada vez mayor, atendiendo nuevos retos y necesidades en las instituciones educativas. Esto hace parte del proceso de transformación digital que viven los colegios, introduciendo la tecnología en todos las áreas.

Hablar de las EdTech es insuficiente para entender el verdadero impacto que las nuevas tecnologías han traído consigo.

El acceso a los datos nos ha proporcionado la facultad para gestionar información en tiempo real, por eso en este artículo hablaremos sobre los beneficios de implementar soluciones tecnológicas dentro de los centros educativos en aras de mejorar la eficiencia y productividad en los procesos.

Proporciona un aprendizaje inmersivo

Los avances digitales enriquecen las clases, involucran a estudiantes y generan un espacio de experiencias interactivas que facilitan la comprensión de distintos temas. Por ejemplo, la realidad virtual y la realidad aumentada cada vez son más accesibles en las instituciones, especialmente en laboratorios científicos donde los estudiantes comprenden conceptos difíciles a través de actividades prácticas.

Contribuye a la automatización de procesos

Como cualquier otra organización, las instituciones educativas contemplan muchos procesos en su interior para la prestación de sus servicios. La gestión administrativa, las calificaciones, informes, tableros de analítica, los planes nutricionales, las historias clínicas, el transporte escolar, la seguridad, el proceso de admisiones, matrícula, cartera y recaudos son solo algunas de las actividades inmersas en la operación escolar diaria.

Ayuda a la alfabetización digital 

El mundo ha avanzado, por eso es indispensable que tanto alumnos como profesores y personal administrativo del colegio sepan utilizar la tecnología. Cada día se hace evidente la necesidad de habilidades tecnológicas para ocupar un cargo.

Otorga flexibilidad 

La flexibilidad es un gran beneficio de la aplicación de tecnologías; por un lado, permite estudiar en el momento más adecuado y por otro, ayuda a los colegios a prever los imprevistos del día a día. De esta forma, pueden contar con herramientas que cubren todas las áreas de operación, como la coordinación de transporte, novedades y escalas de calificaciones, entre otros.

Permite una formación personalizada

Como sabrás, las inteligencias múltiples hacen del trabajo de educadores una tarea difícil al tener que preparar una clase para diferentes alumnos teniendo en cuenta las necesidades particulares de cada estudiante. Ahora, gracias a la inteligencia artificial, los maestros pueden tener información sobre las características de aprendizaje y reforzar los temas que considere necesario.

La tecnología es el aliado perfecto para mejorar la reputación de tu institución educativa.

Te puede interesar ¿Hasta dónde pueden llegar las EdTech?

Aumenta la eficiencia en los procesos

El tiempo es oro, y utilizar diferentes tipos de software o plataformas para distintas actividades solo hace que las instituciones pierdan tiempo en procesos ineficientes. El mayor beneficio que podríamos resaltar de la tecnología dentro de la gestión escolar es poder integrar la información de distintas áreas y equipos. Contar con los datos en una sola plataforma no solo ahorra tiempo; también se ve reflejado en la productividad de los equipos y los resultados.

Facilita el acceso a recursos educativos

Tener que buscar en un diccionario o una enciclopedia es cosa del pasado. Cada vez estamos más acostumbrados a buscar información en línea y más aún, en tablets, smartphones y computadores portátiles, todo a la mano. Motores de búsqueda, libros electrónicos, videos educativos o foros en línea hacen parte de lo que esperan los estudiantes al ingresar a un colegio. Poder contar con todas las herramientas que está acostumbrado a utilizar y que le brinda comodidad.

Mejora la creatividad

La tecnología evita que muchos alumnos se aburran durante las clases, pues permite la incorporación de elementos interactivos que llaman su atención y hacen que el proceso de aprendizaje sea más entretenido. Así que, el solo hecho de incorporar tecnología, atrae a los estudiantes al querer aprender e interactuar con ella. La gamificación, los robots y videos interactivos son algunas de las formas en las que se logra un mayor compromiso por parte del estudiante.

Centraliza la información

Contar con información actualizada y verídica es crucial para los colegios. Una de las ventajas de la tecnología es que permite contar con información precisa y unificada. Esto evita errores y facilita el proceso de toma de decisiones. Una institución educativa no puede permitirse contar con información errónea, sobre todo cuando en ella están implicados menores de edad, o tener datos diferentes de una misma persona en áreas distintas.

Prepara a los jóvenes para el mundo actual

Por supuesto, no podemos olvidar la mayor contribución de las EdTech: desarrollar las habilidades necesarias para un mundo laboral futuro. La educación tradicional se aleja cada vez más de la realidad y el uso de herramientas tecnológicas permite que toda la comunidad escolar trabaje colaborativamente.

¿Qué otro beneficio crees que ha aportado la tecnología a las instituciones educativas? Déjanos saber en los comentarios.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al blog OnTrack

He leído y acepto la política de privacidad Leer más

Entradas anteriores

Ir arriba